Posted by: Ramone | 6 June 2010

Memento Mori

Cuando el mundo se hace tan grande devorándote en tu espacio, te sientes diminuto ante el ego que te embriaga y consume tu Alma. Cuando ni las lágrimas consiguen desencadenarse desde lo más profundo en su intento por arrancar parte de esa carga que quieres dejar caer por tus mejillas… piensa que solo eso te llevarás más allá de la materia…

Débil y pequeñito, la nube no se despega de tu alrededor. Pero mañana volverán a cantar los pájaros, como cada día. Nada se detiene. Levántate de nuevo y respira hondo, nada tiene la importancia que le damos. Nada es. Volveremos a la tierra, y la polaridad de lo positivo y negativo será arrastrada con nosotros. Pero, recuerda cantar un acorde más elevado cuando vuelvas. Las emociones no merecen tu agua salada.

Soñar con ese mundo perfecto del que no estás a la altura solo debe recordarte encontrar la balanza. Baila con él en armonía, baila en la imperfección bajo su lluvia, hasta que regreses a su tierra mojada. La sal de tus lágrimas volverán con el Mar, a dónde siempre han pertenecido, y tu no serás más que una gota… una gota del vaivén que nunca cesa de acunar. Una gota del eterno Mar de la existencia, libre de las mortales penas del tiempo. Gotas formando mareas, magnetizadas por la magia de su melancólica luna menguante…


Ramón Couto. 6 June 2010

Advertisements

Responses

  1. Que verdadero…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: