Posted by: Ramone | 22 April 2010

Blooming with Spring

Los climas cambian. A veces es invierno, a veces es verano.
Si siempre estáis en la misma estación, os sentiréis atascados.
Las cosas cambian… la vida es un flujo. Nada permanece igual.


El cambio es simplemente la misma estructura de la vida.
“La experiencia de toda tu vida apoya el hecho de que las cosas van cambiando.
Nada permanece estable; tú no puedes aferrarte a nada en un mundo cambiante
Podrá tomarte un poco de tiempo el entender, y fluir con ello…

Osho


22 de Abril. Con la desconcertante vuelta de la nieve en Primavera a esta orilla del Báltico, me decido a escribir de nuevo tras largo tiempo vagando en lejanos y recónditos rincones del mundo.

A veces la vida se asemeja a una estación de tren. Lugar común de encuentro con quienes comparten hoy nuestro camino y enriquecen momentos inolvidables de nuestras vidas. Rescatar lo mejor de cada centésima de segundo es el tesoro que nos llevaremos, y la huella que permanecerá imborrable en nuestras Almas…

Vuela nuestro tiempo bajo el cielo, y cambiamos al ritmo de las estaciones que vagan cada año en un incesante proceso de renovación. Floreciendo con la primavera, la estación de recogimiento queda ya atrás. Y aunque arroje desde el cielo blancos recuerdos de su partida, da paso a los colores de la vida que se asoma nuevamente a nuestra ventana. Es entonces cuando caminamos de la mano del sol y abrimos los ojos al cambio

Caucasian mountains, Georgia. 12 April 2010

Como tal, nuestras Almas funcionan al tic-tac de la renovación, el aprendizaje, y en armónica evolución cuando le damos alas para ello. Encontrando en el momento adecuado cambios que solo tienen su lugar en el ahora. Y no hay antes, después, ni ‘debieras’… porque cada cosa acontece a su tiempo y toma su proceso de maduración. En cada chispa de vida a su ritmo. En cada ritmo, compone su melodía. Y en cada melodía, nuestra canción. Única entre todas…

El balance entre tu interior y el exterior, siempre surge de dentro hacia fuera. Equilibrados en aquello que hemos aprendido quizá ya mucho tiempo atrás, lo difícil es compensar aquello que más nos cuesta. Por ello también precisamos ese proceso renovador.

Cuando te das el espacio suficiente, la corriente de energía fluye como el agua que por tiempo había permanecido congelada, y ahora como río lleno de vida sientes de nuevo desatado su poder. El deshielo procede, y las piedras ahora no son más infranqueables escollos, dejando acariciar su superficie.  Sin luchar contra ellas en tu camino, las envuelves y bordeas como corriente natural… y la comprensión deja paso a la no-resistencia

Ramón Couto. 22 April 2010

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: